10 monumentos naturales en España que no te puedes perder

Monumentos naturales en España

Con el concepto “monumento natural” nos referimos a los territorios que tienen una configuración natural singular en términos estéticos, ecológicos, científicos y culturales. Por esta razón, todos estos monumentos son un patrimonio natural para cuya conservación se aconseja un tipo de protección especial.

Estos lugares encantados abundan en todo el territorio nacional y tienen un nivel de protección ambiental superior, al mismo nivel de los parques y reservas naturales.

En Famliday hemos seleccionado los monumentos naturales más instagrameables para vivir experiencias family-friendly de 10. ¡Vamos a descubrirlos!

1. Ajuy

Se trata de un destino marítimo encantador y protegido que podemos encontrar en la isla de Fuerteventura, en el archipiélago canario. La playa de Ajuy y su pequeño pueblo con casitas blancas tienen un valor inestimable, gracias a la presencia de singulares sedimentos oceánicos y fósiles de animales marinos. Por su elevada importancia científica, el territorio se convirtió en monumento natural en 1994. Los amantes de la fotografía adorarán el contraste entre la arena negra de Ajuy y la olas azules del Océano Atlántico.

Monumentos naturales - Ajuy
Las cuevas de Ajuy. Imagen de gofuerteventura.com

2. Es Vedrà

Es Vedrà es una de las islas más instagrameables y protegidas de las Baleares. La leyenda cuenta que su distintivo pico de 385 metros frente a Ibiza es uno de los polos magnéticos del mundo. Muchos afirman haber visto alienígenas o haber asistido a fenómenos espaciales extraños. Aparte de ello, una visita al ‘Belvedere’, el punto panorámico más cercano a Es Vedrà, es obligatoria para las familias viajeras que vayan a pasar unas vacaciones a Ibiza y Formentera.

Es Vedrà
Es Vedrà. Imagen de Ibizaisla.es

3. Ciudad Encantada

Cerca de Cuenca, pueblo medieval muy pintoresco, se encuentran unas especiales formaciones rocosas originadas por el proceso geológico del karst. La Ciudad Encantada, declarada Sitio Natural de Interés Nacional, formaba parte del fondo del mar. Los movimientos de la tierra, junto al efecto causado por la erosión del agua, el viento y el hielo, generaron monumentos naturales que todos hemos podido ver en algunas series de dibujos animados y que, por su apariencia, atraen tanto a mayores como a pequeños.

Ciudad Encantada
Ciudad Encantada. Imagen de Ciudadencantada.es

4. Monte Perdido

Este monumento natural, Patrimonio de la Humanidad, mide 3.355 metros, lo que lo convierte en el tercer pico más alto de los Pirineos. Esta atracción turística se puede admirar desde varios caminos que lo rodean y a diferentes altitudes. En su parte más alta, el Monte Perdido aloja uno de los últimos glaciares españoles. El glaciar retrocede visiblemente cada verano y la situación se deterioró cuando la “fontana de hielo”, una lengua que unía la masa superior a la masa inferior del glaciar, se fundió completamente en lo años 70. Aún así, ¡el espectáculo que este enorme monumento natural ofrece está más que asegurado!

Monte Perdido
Monte Perdido. Imagen de Turismodearagon.com

5. Las Médulas

En Léon, cerca de los Montes Aquilanos, se formó un monumento natural como resultado de las explotaciones auríferas romanas. El uso inconmensurable de agua durante las excavaciones contribuyó a la creación de un inusual paisaje, caracterizado por colinas rojizas cubiertas de bosques de castaños y robles. El territorio de las Médulas, Patrimonio de la Humanidad, figura entre los rincones más conocidos y fotografiados de la región.

Las Médulas
Las Médulas. Imagen de Patrimoniocastillayleon.com

6. Peñón d’Ifach

Este monumento natural recuerda ligeramente al Pão de Açúcar en Río de Janeiro. Como su homólogo brasileño, destaca en el entorno por su característica pared vertical en primera línea de mar. Cerca de Calpe, el Peñón d’Ifach forma parte del homónimo y accesible parque natural. El recorrido es perfecto para las familias y garantiza un paisaje instagrameable a lo largo de todo el camino gracias a unas vistas privilegiadas del Mediterráneo, del parque Natural de la Serra Celada y de la Serra de Bèrnia. Desde Famliday aconsejamos completar todo el recorrido hasta el Mirador de Carabiniers para hacer unas fotos inolvidables y pasar un fantástico día en familia rodeados de la vegetación mediterránea.

Peñón d'Ifach
Peñón d’Ifach. Imagen de Calpe.es

7. Los Barruecos

La Junta de Extremadura considera este destino como monumento natural desde 1996 gracias a sus características geología, fauna y flora. Las masas de granito sufrieron catástrofes naturales a lo largo de millones de años, que dieron forma a estructuras monolíticas globulares conocidas como bolos. Ya que el lugar está extremamente protegido, la naturaleza se puede admirar solo si no se sale de los caminos.

Los Barruecos
Los Barruecos. Imagen de malpartidadecaceres.es

8. Bardenas Reales

Las Bardenas Reales de Navarra constituyen un extenso paraje semidesértico que se ha mantenido hasta nuestros días. Este singular destino, gestionado por la Comunidad de Bardenas Reales, está caracterizado por sus extensas zonas llanas y profundos barrancos de color blanco-amarillento, perfectos para que en las fotos se cree un efecto único de luz. No olvides tomar fotos del rincón de la Pisquerra y de Castildetierra, ¡los dos puntos más emblemáticos de este destino!

Bardenas Reales
Bardenas Reales. Imagen de bardenasreales.es

9. Mallos de Riglos

El territorio de los Mallos de Riglos es perfecto por las familias apasionadas de la fotografía y el senderismo. La formación del territorio se debe al derretimiento de los glaciares de los Pirineos y a la consiguiente acción del agua de los ríos, que ha ido componiendo este territorio oscense, formando paredes verticales únicas. Con un poco de suerte, si camináis silenciosamente, podréis ver animales protegidos como el águila azor perdicera (águila fasciata o perdicera) y los quebrantahuesos.

Mallos de Riglos
Mallos de Riglos. Imagen de turismo.hoyadehuesca.es

10. Las Gredas de Bolnuevo

En uno de los lugares más destacados de la Región de Murcia se pueden admirar formaciones de un material arcilloso conocido como greda. La acción del viento y de la sal marina modificaron el terreno arenoso y dieron forma a unas particulares composiciones pedregosas de color blanco intenso. Una auténtica maravilla que podemos admirar a cielo abierto.

Gredas de Bolnuevo
Gredas de Bolnuevo. Imagen de regmurcia.com

¿Qué te han parecido todos estos monumentos naturales para visitar en familia? ¿Conoces alguno más que nos puedas contar? ¡Te leemos en nuestros canales sociales!

Si quieres seguir viajando y disfrutando de otros destinos y planes de ocio en familia, te invitamos a que continúes tu visita por nuestro blog.

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

No dudes en contactarnos, estaremos encantados de ayudarte